Perico de los palotes

A veces tengo tanto lio que en serio pienso que en el blog escribirá Perico de los Palotes…. Siempre pongo lo mejor de mi para poder llegar puntual a la cita cada dia.

Lo de Perico de los Palotes es algo que repite mucha gente a diario asi que me dió por investigar un porquito sobre quien es ese tal Perico y, resulta que Perico era mujer, y su nombre real era Carmen

Te cuento:
Carmen de Burgos 'Colombine', hacia 1901.

Carmen de Burgos Colombine (1867-1932) nació en Rodalquilar (Almería) un 10 de diciembre de hace 150 años. Durante la primera parte de su vida, la que transcurrió en el siglo XIX, estuvo casada con un periodista, con el que tuvo un matrimonio “insufrible”, según lo describe en una autobiografía que años después de este periodo le pidió el escritor Ramón Gómez de la Serna, autor 21 años más joven que ella que sería su pareja sentimental durante dos décadas. De su marido se quedó con lo que le enseñó de su profesión y con su hija, la única que sobrevivió, ninguno de los tres anteriores llegó al primer año de vida. Con el cambio de siglo, De Burgos pareció experimentar un viaje en el tiempo con respecto a la sociedad finisecular. En un momento en el que las mujeres no podían hacer nada sin la aprobación de un hombre y no eran dueñas casi ni de sí mismas, dejó a su marido, aprobó unas oposiciones de maestra y se marchó con su hija a vivir a Madrid.

En la capital tuvo muy claro lo que quería: participar en la intelectualidad del momento, conocer a pensadores y literatos que se reunían en las tertulias de los distinos cafés y escribir, sobre todo escribir. Lo consiguió. Se rodeó de Galdós, de Emilia Pardo Bazán, de Gregorio Marañón, mantuvo correspondencia con Juan Ramón Jiménez… Compartía con ellos la preocupación por el devenir del país, pero le daba su punto de vista: el de una mujer. Escribía desde lo que hoy se llamaría perspectiva de género mucho antes de que exisitiera ese concepto. Era consciente del poder que le daba el llegar a los lectores. Uno de sus primeros reportajes trataba sobre la situación de los niños en las cárceles. Ese fue solo el principio de una prolija carrera: más de cien novelas cortas, una docena de largas, ensayos, traducciones, cerca de 10.000 artículos de prensa, sobre los que versará la próxima publicación de Concepción Núñez Rey. Esta profesora, ya jubilada, del departamento de Filología Española III de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense ha dedicado su vida a Colombine. Hacia febrero quiere presentar los dos tomos de la obra periodística de Colombine, en los que ha reunido unos 300 textos. Este será uno de los actos de celebración del 150 aniversario, también la Biblioteca Nacional ha organizado una pequeña muestra bibliográfica que se puede ver hasta el 9 de diciembre con todo tipo de ediciones de la autora que se conservan en la institución y en el Ateneo de Madrid hay otra, hasta final de año, con portadas de sus publicaciones.

Todos los nombres

El título de la exposición de la biblioteca apela a uno de los nombres con los que se conoció a la periodista: La dama roja, lo que ha provocado cierto disgusto en Núñez, ya que era uno de los términos insultantes que usaban sus detractores, sobre todo los sectores eclesiales. “Es una reducción que hicieron sus adversarios ideológicos. No perdonaron que una señora rompiera tantos moldes”, dice la profesora. También la llamaron La divorciadora por su obra El divorcio en España (¡publicada en 1904!) en la que reunió las conclusiones que obtuvo tras pedir opinión sobre la necesidad de una ley que regulase el final de los matrimonios en una de sus columnas en el Diario Universal. Estas las firmaba como Colombine que pasó a ser el nombre por el que fue conocida. Entre 1917 y 1922, de manera anecdótica, usó el pseudónimo Perico el de los palotes para las reseñas literarias que escribía en el Heraldo de Madrid, periódico que mucho antes, en 1905, ya la había convertido en corresponsal en el extranjero.

En 1909 cubrió la guerra de Melilla (las tropas españolas contra las cabilas rifeñas), donde no solo narró la contienda, también la vida cotidiana de los soldados. Batalló —muy posiblemente literalmente en el hostil ambiente de las redacciones— por hablar contra la pena de muerte, a favor del voto femenino, de la situación de los trabajadores más desfavorecidos, por abrir una ventana y mostrar lo que encontraba en sus viajes por Europa y América.

El querer vivir su vida y su afán de progreso social la llevaron a ser pionera en muchos campos, incluso en el que la borró de la historia, ya que era la primera mujer que aparecía en las listas de autores prohibidos durante el franquismo.

 

Asi que cuando digas Perico de los Palotes , ya sabes en quien pensar

Anuncios

Nita. Una pionera diferente

El post de hoy tambien va de una mujer pionera, valiente como la que mas que desarrolló su actividad en un mundo de hombres en una época en la que la mujer solo servía, según los machos men, para fregar , traer hijos y atender al mariado.

Anita Carmona Ruiz, Nita,•nacida en 1908, jugaba infiltrada en los clubes. Nadie podía saber que era mujer: se exponía a sanciones y condenas, pero jamás le importó, incluso fue enterrada, según sus deseos con una camiseta de futbol

Nació el 16 de mayo de 1908 en Málaga, saltó todas las barreras sin saberlo haciendo lo que mejor sabía :jugar al fútbol. para ello , tuvo que burlar los estándares de la época, disfrazarse y ocultarse con tal de conseguir su objetivo. Y vaya que lo hizó…. de manera profesional

Como puedes suponer y supones bien, no fue un camino sencillo. Su mayor enemigo también fue su mayor aliado. La mentalidad machista de la época, y que aun hoy perdura,  no veía bien que una mujer  vistiera de corto, con unos  pantalones y comenzara a sudar dándole patadas a un balón, pero esa cerrazón mental tambien jugó a su favor , porque los machos men, no llegaban a imaginar que se disfrazara de hombre, se cortara el pelo, disimulara su pecho y adoptara un pseudónimo para jugar en un equipo masculino

Anita Carmona vestida con la equipación del Sporting de Málaga.

La historia de Nita va de la mano con la historia del fútbol femenino en España.

La menor de cuatro hermanos, hija de un estibador del pujante puerto de Málaga y de una mujer a la que no dejaron ser nada más que una señora de su casa, como a todas, tuvo que contar con el favor de un clérigo para desarrollar sus habilidades futbolísticas, que extrañamente no vió en ella su género, sino su talento

El diario El Español publica :

Anita dio las primeras patadas a un balón en las grandes explanadas del muelle de la dársena malagueña cuando era bien chiquita. “No es de extrañar que desarrollara su pasión allí. Los primeros jugadores de fútbol eran marinos ingleses que se ejercitaban propinando patadas a una reluciente pelota redonda”, explica a EL ESPAÑOL el periodista Jesús Hurtado, quien ha historiografiado la vida de esta pionera deportista.

 

Las primeras barreras que encontró Nita para jugar al fútbol se originaron en su propia casa. “Algunas veces, a raíz de que recibiera arañazos y magulladuras entre tantas patadas y empujones con los chicos, sus padres la castigaban durante un tiempo prohibiéndole salir de casa”. No eran los únicos que veían punible que una mujer se calzase las botas. Porque no era propio de señoritas. Porque la fuerza física, el esfuerzo, el sudor y la competitividad estaba restringida a los hombres.

“Su tío era médico de familia y aseveraba constantemente que lo que Anita hacía era perjudicial para la estructura corporal de la mujer”, cuenta este periodista. Los prejuicios de la época eran tales que incluso este galeno le pidió a la madre de Nita que la mandara temporalmente a Vélez-Málaga, un pequeño municipio de la Axarquía malagueña donde tenían familia y en el que en la época vivían alrededor de 25.000 personas, para que “olvidase el entorno en el que se desenvolvía y sobre todo la práctica de un deporte enteramente para hombres”.Once del Vélez CF en 1922. En el centro, Anita Carmona, que jugaba bajo el pseudónimo 'Veleta'.

La opinión era unánime. “Nita no sufrió castigos físicos, pero sí morales y numerosas descalificaciones”. Porque Anita, contra todo y contra todos, comenzó a participar en edad juvenil en los partidos que se disputaban en una explanada cercana al cuartel de artillería de su barrio.

Con la inauguración de la cancha y del equipo, Nita pudo vincularse con el Sporting. Primero lo hizo como ayudante del masajista del club, Juanito Marteache. También se encargaba de lavar la equipación. Para ello, contó con “su mejor cómplice”, su abuela Ana, porque Anita no tenía que ocultar con ella su pasión. Finalmente, Nita consiguió jugar algunos partidos con el equipo de sus amores. Eso sí: todos los que no se jugaran en casa. “Disputaba los encuentros de fuera del barrio para así no ser reconocida”.

Su método era simple pero sumamente efectivo. Se aprovechó de la situación para sacarle ventaja: al haber sido instruida en casa en el femenino arte del corte y confección y conocer al dedillo la equipación deportiva, ella misma se ajustaba el atuendo para que fuera lo suficientemente holgado para que disimulara su anatomía, pero sin desentonar. Así, customizaba los calzones largos, las medias altas y camisetas que conformaban la indumentaria futbolística de la época.

La delataron por ser mujer

Pero no era completamente eficaz. Algunos jugadores rivales no toleraban jugar contra una chica. Tampoco su presencia sentaba bien en ciertos sectores del público. En cuanto se supo que era una mujer, “la denunciaron y la delataron”.

La única solución fue huir al pueblo para no entrar en la cárcel. E, incluso allí, se las ingenió para seguir dándole patadas al balón en partidos oficiales. La primera medida consistía en entrar al estadio por la zona de la lavandería. Pero la más eficaz fue otra. “Para no ser descubierta ni que sus compañeros la delatasen sin querer con su nombre, se puso un apodo, Veleta, en relación a que cambiaba constantemente de aires”

El deporte femenino, en segundo plano

Anita Carmona Ruiz estuvo jugando al fútbol hasta mediados de los años 30, poco antes de que comenzara la Guerra Civil, cuando ya no pudo ingeniárselas más para pasar desapercibida y practicar su gran pasión. Su cruzada ya fue imposible tras varios arrestos, puesto que se había librado de sanciones mayores a raíz del padre Miguez. “Como tenía mucha relación con los curas, a Nita le pasaban un poco la mano. Se acabó al llegar Franco. En ese tiempo ya la mujer en el deporte estaba muy mal vista”, detalla Hurtado.   

El fútbol femenino, un siglo después, tampoco goza de las condiciones con las que soñaría Nita: esta misma semana las Cortes Valencianas emitieron una declaración institucional en la que instaban al Valencia CF a permitir que su equipo femenino de fútbol “pueda disputar encuentros de primer nivel en su estadio de Mestalla”, al igual que sus colegas masculinos. Los tiempos avanzan, pero a otras velocidades.

Nita falleció muy joven, con apenas 32 años. Pero antes se burló de los estándares de la época. Ansiaba ser futbolista, no tener que ocultarse, poder ser reconocida de cara a la galería. Se las ingenió para hacerse una fotografía vestida con la equipación del Sporting, el club de su vida. “Las fotos en la época eran un gran artículo de lujo. Valían un dinero y se les daba un valor enorme. Pero Anita, para no levantar sospechas, se hizo la foto en carnavales. Dijo que iba disfrazada de futbolista”, ríe Hurtado. Una camiseta a rayas para reivindicar su identidad sobre los dictámenes machistas.

La última muestra de su amor al fútbol fue en su funeral. Porque Anita Carmona Ruiz fue enterrada con la camiseta del Sporting de Málaga, su Sporting. No pudieron pararla, aunque tuviera que ocultarse; no dejó de correr, aunque avanzara a escondidas.

La chica de oro

Hoy es uno de esos dias en los que me arrepiento de no haber escrito algo que tenia que haber escrito hace mucho tiempo….

La verdad es que se me atragantó el desayuno esta mañana porque me desperté de golpe con la noticia del fallecimiento de una canaria ilustre.

Quizá tu no lo sepas , pero fue una de las mejores trapecitas que ha dado el mundo del circo, de hecho, estuvo a punto de ser contratada para el rodaje de El mejor espectáculo del Mundo … pero no quisieron nombrarla entre los actores principales , a pesar de que recaería sobre ella la mayor parte de la fuerza del rodaje

María Cristina del Pino Segura, conocida como Pinito del Oro, falleció este miércoles en la ciudad que la vió nacer, a los 86 años, fue una trapecista de éxito, que obtuvo varios reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional del Circo 1990.

Se jugó la vida actuación tras actuación , siendo la primera trapecista en actuar sin red, así lo hizo durante toda su carrera. Durante años cortó la respiración de los amantes del circo… La voz en off relataba como nadie más y sólo ella, era capaz de realizar sus numeros…   Desde los doce años se convirtó en la chica de oro del circo

Pertenecía a una familia del espectáculo, y su padre poseía un circo familiar donde trabajaban sus 11 hermanos.

Su madre tuvo 19 hijos, todos artistas, y Pinito del Oro era la más pequeña. Una noche en la que el circo viajaba desde Cádiz a la feria de Sevilla, el camión volcó y murió una de sus hermanas, que era trapecista. Pinito del Oro tuvo que sustituirla en el espectáculo… ya se sabe…. el espectáculo debe continuar

Cuando aún era menor de edad, durante unas Navidades en Valencia, el representante para Europa del Ringling Bros. and Barnum & Bailey la vio trabajar y la contrató. Tuvo que casarse para poder viajar a América. Trabajó durante siete años en el circo Ringling, donde consiguió el Premio Internacional en 1960.

Estuvo tres veces a punto de morir. En 1946, tras una caída en Huelva, estuvo ocho días en coma. Se rompió varias veces el cráneo, las manos y los pies. Se retiró en 1970 en el Circo Price de Madrid. En su vejez se estableció en su Canarias natal. Entre otras ocupaciones, escribía. Poco antes de su fallecimiento una caída sufrida en su domicilio, después de jugarse tantas veces la vida a más de 10 metros de altura y sin red, mermó sus condiciones física….   ironías de la vida y caprichos del destino, una caída domestica la ha convertido en Leyenda

 

 

Cirujana oculta

Hoy traigo de nuevo una historia que desconocia y la verdad me ha parecido muy interesante. La vi en una de esas paginas que se dedican a publicar historias curiosas. La verdad es que cumplió su objetivo porque despertó mi curiosidad y empecé a buscar informacion sobre ello…..

El Dr. James Miranda Stuart Barry,  fue un brillante y destacado médico cirujano, científico y militar, nacido el  de Noviembre de 1795  en Belfast, Irlanda del Norte.
Su se desarrolló durante un periodo de grandes cambios y avances, en todos los aspectos posibles, desde la ciencia hasta la filosofía, es decir , el Siglo XIX, aunque, la Sociedad aún no estaba preparada para avanzar en determinados aspectos, como la integración de la mujer en el terreno universitario y su valía como persona independiente. A pesar de los cambios industriales , científicos  y económicos, el lugar de la mujer estaba supeditado a las labores del hogar, y sólo contadas mujeres mayoritariamente pertenecientes a la aristocracia podían separarse del pensamiento dominante que  dudaba de la capacidad femenina para educarse en una Universidad. Es así como muchas mujeres, se vieron obligadas a asumir identidad masculina para poder ingresar a la universidad.

 

James Barry, fue  una de esas mujeres que para cumplir su sueño de ser médico se vio obligada a cambiar de identidad, Margaret Ann Bulkley”, cambio su nombre por el de su tío. James Barry, un reconocido artista de la época y  gran amigo del político, militar, estratega, Francisco de Miranda, y de David Stuart Erskine, ambos influyentes personajes eran de pensamiento avanzado y gran cultura, defensores  del derecho a la educación de las mujeres, por lo que al conocer a la joven Margaret, notaron su inteligencia y conociendo sus deseos de ser médico, trazaron un plan para que cumpliera su sueño e ingresara a la escuela de medicina de la Universidad de Edimburgo. Miranda, Erskine y el tío James, decidieron disfrazar de hombre a Margaret y es allí cuando nace James Miranda Stuart Barry, nombre que tomó en agradecimiento y honor a sus mentores y colaboradores. El plan era, que al terminar los estudios de medicina Margaret, viajara de la mano del General Miranda a Venezuela y allí ejerciera con libertad y tranquilidad la medicina, lejos de las críticas y prejuicios que para la época reinaban en Inglaterra y gran parte de Europa.
Era el año 1809 y tan solo 14 años tenía Margaret cuando ingresó a la escuela de medicina de la Universidad de Edimburgo, nunca más sería una mujer, de allí en adelante y hasta su muerte se le conoció siempre como James Barry, destacó como estudiante brillante y por su notable destreza en la cirugía. En 1812 el joven James Barry, ya era Doctor en medicina, nunca pudo ir a Venezuela, pues su mentor, colaborador y financiador de estudios el General Francisco de Miranda, fue encarcelado en Cádiz por los Españoles y murió más tarde en 1816. Una vez graduado, James trabajó como médico voluntario y  el 5 de julio de 1813, se unió al cuerpo de médicos del ejercito Británico y fue enviado al Cabo de Buena Esperanza en el extremo sur de África, allí, conoció al Gobernador Lord Charles Somerset, con quien más tarde por lo cercano de su relación, se desataron rumores de una relación homosexual. Los rumores derivaron en escándalo y no tardó en llegar a oídos en Londres, El gobierno Británico creó una comisión para investigar el caso y el gobernador Somerset fue obligado a regresar a Inglaterra y su carrera política quedó arruinada. En 1815 estuvo presente en nada más y nada menos que en la famosa Batalla de Waterloo, en Bélgica.
Tenía un temperamento fuerte, mal humorado, quizá como mecanismo de defensa para acallar comentarios sobre sus fisionomía femenina y su voz poco masculina.
Una vez Doctorada como médico, gozó de mucho prestigio, por su dedicación y habilidad como cirujano.
Su fama fue notable por haber practicado en África, una de las primeras cesáreas con resultado positivo de sobrevivencia tanto para la madre, como el bebé.
Sus aportes en el campo de la higiene en la practica medicina profesional fueron importantes, elevando la tasa de supervivencia de los pacientes que atendía a quienes aplicaba sus métodos de asepsia para evitar la propagación o contagio de enfermedades, siendo considerado uno de los precursores en materia de esterilización de instrumentos quirúrgicos y el lugar de practica de los procedimientos médicos. Ademas, destacó también por su lucha, tratamiento novedoso e investigación de la sífilis, el cólera, lepra, enfermedades tropicales y modificó los estándares de atención y trato inhumano que eran comunes en el manejo de pacientes con enfermedades psiquiátricas en el continente Africano, donde fundó innumerables hospitales. También trabajó y revolucionó la practica de la medicina en otras colonias Británicas de la época, como Jamaica, La India, Crimea, Sudáfrica, Malta, Corfú, Canadá y varios otros lugares.

 

Pese a sus enfrentamientos y problemas en el ejército, gracias a su destacada labor medica, en 1831, ascendió hasta el mayor grado posible para un médico militar, obteniendo así el nombramiento de Inspector General de Hospitales.

En 1838, por su convulsiva personalidad y enemigos ganados durante su vida militar fue degradado al cargo de Cirujano de Campo en las islas de Caribe y Bahamas, pero su incasable trabajo como médico con las tropas y su trabajo como investigador científico le llevaron de nuevo a ascender  y le otorgan el grado de Oficial Médico de Primera.

mirandaEn el año 1845, El Dr. Barry, contrajo la fiebre amarilla y regresa a Gran Bretaña, logra recuperarse y durante los siguientes años continua desarrollando su carrera como médico, hasta el año 1964 en el que se retira de la vida profesional y fallece el 25 de julio de 1865. El diario Irlandés The Saunders el 14 de agostó de 1865, reseñó su muerte como la de un oficial militar Británico que ocultó ser una mujer y también la noticia fue destacada por la prensa Británica, especialmente el famoso diario Manchester Guardian, siendo aquella la noticia más comentada en la Sociedad de la época.
Con su muerte se desató gran escándalo,  púes se dice que las personas encargadas de preparar su cadáver pudieron evidenciar que el Dr. James Barry en realidad era una mujer, e incluso una enfermera aseguró que el cuerpo de Barry, mostraba los signos y marcas de haber estado embarazado en algún momento de su vida, algo que jamás pudo ser comprobado.  Por desgracia,  todo su trabajo científico y humano se vio eclipsado por el descubrimiento de su verdadera identidad.
El ejercito Británico, prefirió enterrarlo no solo físicamente, sino también históricamente por sentirse avergonzados y con el tiempo su labor medica intachable fue olvidada, al punto que hoy día, tanto el Dr. James Miranda Barry o su identidad original de Margaret Ann Bulkley, es un personaje poco conocido de la historia mundial e incluso para muchos es una leyenda.
Sus restos reposan en el cementerio de Kensal Green, Londres y fue enterrado bajo el nombre de James Barry y así quedó inscrito su nombre en la lapida, junto a su rango como alto oficial del Ejercito Británico.

Mujeres de ciencia

Las 10 científicas más significativas

Antes que nada, me gustaría aclarar que en esta lista simplemente colocaremos unas pocas científicas dispuestas de acuerdo a la relevancia de sus logros y sus reconocimientos, pero bien podríamos señalar muchísimas más. Dicho esto, pasemos a conocer a estas grandes señoras de las ciencias.

 Hipatia de Alejandría

Las 0 mujeres científicas más importantes de la historia

Hipatia de Alejandría, de la que ya hablé un dia en profundidad,  fue la primera mujer en realizar una contribución sustancial al desarrollo de las matemáticas. Es necesario colocarla en esta lista pues fue una verdadera precursora y hasta una mártir como mujer de Ciencia. Nació en el año 370, en Alejandría , y falleció en el 416, cuando sus trabajos en filosofía, física y astronomía, llevaron a considerarla hereje por un amplio grupo de cristianos, que la asesinaron brutalmente. Desde entonces, Hipatia fue considerada casi que como una santa patrona de las ciencias y su imagen se considera un símbolo de la defensa de las ciencias, contra la irracionalidad y la ciega estupidez religiosa, como siempre , la jerarquia eclesiástica arrasa con todo aquello que les lleve la contraria….

Jane Goodall

Las 0 mujeres científicas más importantes de la historia 2

Sophie Germain

Las 0 mujeres científicas más importantes de la historia 3

Marie-Sophie Germain fue una matemática francesa que se destacó por su aporte a la teoría de números. Nació en París, Francia, en el año 1776 y falleció en 1831, dejando una amplia serie de aportes sumamente importantes sobre la teoría de la elasticidad y los números, entre otros: el de los números primos de Sophie Germain.

 Emmy Noether

Las 0 mujeres científicas más importantes de la historia 4

Barbara McClintock

Las 0 mujeres científicas más importantes de la historia 5

También de origen estadounidense, Barbara McClintock nació en Hartford en el año 1902 y falleció en 1992, dejando un importante descubrimiento en el campo de la genética. Barbara se especializó en la citogenética y obtuvo un doctorado en botánica en el año 1927. A pesar de que durante mucho tiempo, injustamente sus trabajos no fueron tomados en cuenta, 30 años más tarde se le otorgó el premio Nobel por su excepcional e increíblemente adelantada para su época: teoría de los genes saltarines, revelando el hecho de que los genes eran capaces de saltar entre diferentes cromosomas. Hoy, este es un concepto esencial en genética.

Las 0 mujeres científicas más importantes de la historia 6

 Augusta Ada Byron (Condesa de Lovelace)

Las 0 mujeres científicas más importantes de la historia 7

Mejor conocida como Ada Lovelace, Augusta Ada King, Tambien hablé de ella hace alun tiempo.

Condesa de Lovelace, fue una brillante matemática inglesa. Nació en Londres en el año 1815 y falleció en 1852. Absolutamente adelantada a su tiempo, la gran Ada fue la primera científica de la computación de la historia, la primera programadora del mundo. Ella descubrió que mediante una serie de símbolos y normas matemáticas era posible calcular una importante serie de números. Previó las capacidades que una máquina (más tarde sería el ordenador) tenía para el desarrollo de los cálculos numéricos y más, de acuerdo a los principios de Babbage y su “motor analítico”. Como curiosidad, y por si su apellido te suena, ella fue la hija de uno de los poetas más grandes en la historia de la literatura universal, por supuesto: el magnífico Lord Byron.

Jocelyn Bell

Las 0 mujeres científicas más importantes de la historia 8

Rosalind Franklin

Las 0 mujeres científicas más importantes de la historia 9 0

Rosalind Elsie Franklin nació en 1920 en Londres y falleció en el año 1958. Fue biofísica y cristalógrafa, teniendo participación crucial en la comprensión de la estructura del ADN, ámbito en el que dejó grandes contribuciones. No obstante y a la vez, volvemos a encontrarnos con bochornosos actos dentro de la comunidad científica, uno de sus más grandes trabajos: hizo posible la observación de la estructura del ADN mediante imágenes tomadas con rayos X, tampoco fue reconocido. Por el contrario y como ya sabemos, el crédito y el premio Nobel en Medicina se lo llevaron Watson (quien más tarde fue cuestionado por sus polémicas declaraciones racistas y homofóbicas) y Crick.

 Marie Curie

Las 0 mujeres científicas más importantes de la historia 0

 

las mujeres de los escombros

Hace tiempo que no hablo de esas mujeres que cambiaron de uno u otro modo el curso de la Historia

El otro dia en clase de aleman, mi profesora me cpntóuna historia que desconocia y despertó mi curiosidad. La he buscado en internet y hoy quiero compartirla

mnujeres-de-los-escombrosDespués de una guerra poco queda en pie. Ni los edificios ni las personas se sostienen y todo termina convirtiéndose en polvo. Vamos a viajar al pasado, a la ciudad de Berlín, 68 años atrás. Por fin, termina la pesadilla. Por fin acaba la Segunda Guerra Mundial. Seis años llenos de odio, ataques, y bombas, que acabaron con más de 60 millones de vidas.

Las ciudades quedaron desoladas, vacías. No había nadie por las calles, ni edificios en pie. Los escombros y el polvo inundaban las aceras y no había más sonido que el silencio en una ciudad derrotada

Berlín fue una de esas ciudades. Todo quedó reducido a ruinas y cascotes y viendo aquella postal parecía imposible que aquella ciudad volviera a lucir como lució antes de 1939.

Es ahí, cuando todo parecía perdido, cuando salieron ELLAS a escena: las mujeres de los escombros, las Trümmerfrauen. Las heroínas sigilosas de la Segunda Guerra Mundial.

Las mujeres se organizaron para limpiar el escombro en el que se había convertido su ciudad.

Ellas, las Trummerfrauen, fueron las mujeres que limpiaron y reconstruyeron las ciudades destruidas por la guerra. Eran mujeres de entre 15 y 50 años cuya labor era dejar las calles como si allí no hubiera pasado nada.

En Austria y en Alemania se encuentran gran número de monumentos como este, homenaje de “Las mujeres de los Escombros”

Imaginaos lo que sería barrer más de 400 millones de metros cúbicos de escombros y picar para reconstruir más de 4 millones de viviendas. Pues eso, lo que estás pensando, es lo que ellas pensaron al principio: que era imposible.

Pero a estas mujeres no se les ponía nada por delante y menos unas cientos de piedras y cascotes. Era difícil, tenía incluso algo de locura, pero ellas cogieron pico y pala y empezaron por donde pudieron. Picaban los edificios derruidos y sacaban la piedra y el ladrillo con cuidado para poder reutilizarlos después. Los transportaban a la acera a través de cadenas humanas, pasándose las piedras de brazo en brazo.

Daba igual si llovía o nevaba o si el sol quemaba, ellas estaban allí, barriendo, picando y limpiando la suciedad de una guerra que había destruido calles y corazones.

Barrieron más de 400 millones de metros cúbicos de escombros.

Limpiaron la ciudad con sus propias manos. Algunas, las de anciana edad y pelo blanco, como si fueran abuelas de Alemania y quisieran proteger a sus nietos alemanes de cualquier peligro, despejaban las calles con sus manos temblorosas. Dicen, que solo en Berlín, había más de 60.000 mujeres ayudando y que las colas de mujeres que se ofrecían voluntariamente a servir a su país eran inmensas.

Puede que el camino más fácil fuera emigrar a otro país y empezar una nueva vida, lejos de la Alemania destruida. Sin embargo, optaron por el camino complejo y se unieron para levantar, literalmente, la ciudad que las había visto crecer.

A cambio, recibían una cartilla de racionamiento de máxima categoría. Nada de sueldos o privilegios, sino un plato de comida para cada día asegurado, que ya era bastante lujo en los tiempos que corrían.mujeres-de-los-escombros

Se las recuerda el día 9 de julio de cada año y han recibido reconocimientos de todo tipo. Entre ellos, una serie de sellos llamados Bärenmarken que se lanzaron en Berlín en 1946 con símbolos que hacían referencia a estas heroínas.

Además, sirvieron de inspiración para otras mujeres como la alcaldesa del distrito de Wedding, que propuso una fundación dedicada a Las Mujeres de los Escombros. La fundación invitaba a los miembros de ésta a tomar café y pastas en el ayuntamiento una vez al año y éstos, recibían información o ayuda en todo aquello que necesitasen.

Mujeres de los Escombros en Berlín en 1946.

Mujeres fuertes, luchadoras y constantes que levantaron con sus propias manos parte de Berlín. Que limpiaron las calles del terror de la guerra y que se convirtieron en el sustento y figura principal de la familia, dejando a un lado aquella faceta secundaria que vivía a la sombra del hombre de la casa.

El hombre, que volvía de la guerra como un héroe (aquellos que volvieron), y con ansias de volver a serlo ésta vez en su casa, se encontraba con una mujer diferente, con más independencia y autosuficiencia. El hombre ya no sostenía la familia

Teresa Perales

Ya han acabados los Juegos Olímpicos y apunto esta de comenzar los Juegos Paralimpicos. Esos que no tienen tantos seguidores pero que dejan historias inmesas de superación.

Se ha hablado hasta la saciedad de Rafa Nadal…. y como no de Michael Phelps, han sido tratados como superhéroes. El americano tiene a sus 31 años 28 medallas , 23 de ellas de oro y es el deportista más laureado de la Historia…. Todo ello esta muy bien pero en mi opinión hay alguien teresa peralesque supera todo eso… y aun le queda unos Juegos para disputar… 22 medallas paralimpicas tiene en su haber… 6 oros 6 platas y 10 bronces…. todo ello , desde una silla de ruedas que nunca ha sido un impedimento.

Su pálmares es digno de elogios :

22 Medallas paralímpicas. Juegos Paralímpicos (Sídney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008, Londres 2012). Total de medallas 6 oros, 6 platas y 10 bronces

Mundiales (1998, 2002, 2006 y 2015), 5 Récords del Mundo (2 en piscina larga y 3 en corta) 17 medallas (2 oros, 8 platas, 7 bronces)

Campeonatos de Europa (1999, 2001, 2003, 2011, 2014 y 2016) 37 Medallas (10 oro, 19 platas, 8 bronces)

Como ves , nada tiene que envidiar a Phelps y mucho menos a Nadal, o a quien se le ponga por delante… pero de ella no hablan las portadas ni se abren los informativos con sus logros. No interesa, no vende, pero Teresa, a sus 40 años volará rumbo a Rio para hacer historia

A los 19 años una neuropatía la dejó sin movilidad en las piernas. Tras adaptarse a su nueva vida,  aprendió a nadar en un abrir y cerrar de ojos y su primer entrenador le animó a competir. A partir de ese momento comenzarían los campeonatos y pruebas en los que destacaría de manera brillante.

Aparte de ser deportista de Alto Nivel en activo, como ya te he contado Diplomada en Fisioterapia y Experta en Coaching personal y deportivo. Imparte conferencias y seminarios para entidades públicas y privadas, tambien  escrito el libro :

“La fuerza de un sueño “ donde cuenta su experiencia de vida  y trata de transmitir que todos los sueños son posibles.

No quiero extenderme mucho, solo queria contar que Teresa Perales si es una superwoman

 

https://www.facebook.com/El-rinc%C3%B3n-de-Mayriel-298212513538099/

 

 

Anteriores Entradas antiguas