Miedo a conducir


Tengo carnet, tengo coche, pero mi… webitis crónica no me deja ponerme al volante… NO puedo , me ciega el pavor…. Sí, tengo webitis, es decir, que soy una huevona que es capaz de conducir…..  No puedo usar la horrible expresión que no tengo huevos porque a parte de ser vulgar , en mi , no tendria sentido, porque es obvio que no los tengo…. físicamente

La verdad es que me gustaria tener valor y envidio a quien lo tiene , pero yo soy absolutamente incapaz

Durante años, muchos años…. pero muchos muchos …  he pensasdo que era yo la única pero no… hay muchas como yo ( y muchos) …. A mi al principio me daba vergüenza decirlo pero ahora ya pues lo suelto, asi si mas y digo: “soy una webona ” y ya esta , es lo que hay y no lo puedo evitar.

Poco despues de fallecer mi padre y por razones personales volví a la autoescuela para que me dieran clases …. llevaba tanto tiempo sin coger el coche…. años y años y mas años….. tantos que dentro de un año y medio tendré que renovarlo por segunda vez … Total que en la autoescuela hablé de mi problema y me puse manos a la obra con un profesor….¿sabes que me dijo? que no podia darme clases porque conducir sabia, que lo mio no era un problema de conducción. Me dijo que el problema estaba en mi cabeza ( con buenos modos lo dijo eh) El buen hombre sentía que me estafaba al cobrar unas clases por algo que yo sabia hacer.

Bueno pa no liarme que siempre me pasa lo mismo…. Al darme cuenta de que no soy la unica , busqué por internet y encontré consejos que si eres una de las mias , quizá te sirvan de algo

La amoxofobia, que asi se llama el miedo a conducir es un problema más frecuente de lo que parece, porque quien la sufre suele dejar de ponerse al volante antes de enfrentarse a ella directamente, es decir , como yo

Lo que te he traido es un copia y pega de un articulo que me ha gustado mucho de weloversize

miedoaconducirDetecta la causa

El miedo al volante puede aparecer cuando presenciamos o sufrimos un accidente vial pero esta no es la única causa. Las personas con miedo a perder el control, inseguras o con tendencia al estrés también son un grupo de riesgo. Ser responsable, autoexigente y perfeccionista no tiene por qué suponer un problema pero cuando un imprevisto desordena nuestros esquemas mentales, puede manifestarse en forma de inseguridad y miedo. ¿Qué imprevisto? Tráfico, peatones, lluvia, niebla, sol o noche. ¿Miedo a qué? Golpear o que golpee otro coche, atropellar a alguien, salirnos del carril, marearnos o dar un volantazo imprevisto.

 

Aplica y descubre nuevos trucos para controlar tu miedo

  • Crea tu propio recorrido. Algo que me ayudó a superar el miedo a conducir fue crear un recorrido que iba desde mi casa hasta el trabajo de mi padre. Tardaba media hora en llegar porque estaba en las afueras de la ciudad, pero había un atajo por la autopista que acortaba la ruta unos diez minutos. Al principio me resultaba imposible ir por la autopista sola, pero tras acostumbrarme a la ruta corta fue coser y cantar.
  • Escucha música. Muchas personas dicen que la música al volante es una distracción pero yo me saque el carnet para cantar Bohemian Rhapsody a grito pelao sin que nadie me juzgase. Sustituye los sentimientos negativos por una buena lista de reproducción, cantando se olvidan las penas.

 

  • Organiza tu coche. Pasar más de una hora sentado en un espacio cerrado desordenado puede ser estresante. Pon un ambientador ligero pero agradable, un paquete de pañuelos, un muñequito que mueva la cabeza, una funda bonita para los asientos (una alternativa barata es una camiseta ancha) o cualquier detalle que te haga sentir cómodo.
  • Ten chicles a mano. Una forma de liberar la presión al volante es masticando un chicle. Él se lleva toda la tensión que acumulas y además es un suplemento de azúcar si tienes la tensión baja.
  • Escribe tus miedos en una lista. Antes de coger el coche escribe todo aquello que temes, al llegar a tu destino piensa en todo lo que pensabas que iba a suceder y el motivo. No te has salido del carril porque eres un gran conductor, no te has mareado porque has sabido controlar tu ansiedad y nadie se ha chocado contra ti porque las posibilidades de que eso ocurra son mínimas, especialmente cuando conduces con los cinco sentidos. Racionalizar nuestros miedos es la única manera de vencerlos.
  • Haz oídos sordos. Lo peor de conducir es la gente coñazo. Ignora a los que te pitan cuando estás estacionando, a los que te restriegan por la cara que aparcan con menos maniobras o a los que te meten prisa cuando vas por la autopista. Cuando te topes con esas personas a las que le convalidaron el carnet de tocacojones al sacarse el de conducir lo mejor que puedes hacer es entrar en modo abuelo. Tómate tu tiempo y observa como ponen cara de chupar limón desde el espejo retrovisor.

Enfréntate al miedo

Al principio pide a alguien que te acompañe y haz trayectos cortos para ir cogiendo soltura. A medida que la confianza en ti mismo crezca podrás aumentar la distancia del viaje. Cuando te sientas totalmente seguro es el momento de intentar hacerlo por tu cuenta. Es importante no depender eternamente de una persona para llevar a cabo nuestra rutina porque si un día que no puede venir nos sentiremos totalmente desamparados y el miedo se intensificará otra vez. La independencia va ligada a la confianza, cree en ti mismo y superarás cualquier reto.

 

 

 

Solo me queda decirte…… Apor ello!!!! a ver si yo tambien lo hago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: