Emergencias. Mascotas


Hay dias en lo que la mente de una no está excesivamente locuaz ni activa, ni funciona de la misma manera. Hay veces que no se te ocurre nada o tu cabeza está en otros menesteres y es incapaz de actuar como tu quieres… Cuando una tiene un blog, eso se convierte en un incoveniente…. Porque si lo quieres actualizar, tienes que ponerte al lio y a veces aunque no lo creas, es complicado.

Hoy he visto un par de articulos bastante interesantes para los que tienen un peludo en su familia, asi que lo comparto…. Si te parece bien….

Ya sabemos que el verano se hace a veces insoportable, pues si es insoportable para nosotros, imaginate para los pobres peludos con toda esa mata de pelo por todas partes.

Al igual que nosotros, ellos tambien puede sufrir un golpe de calor. pero hay modos de evitarlo….

 

 

 

DSCF3237No salgas a pasear con tu perro durante las horas de más calor. Está claro que los perros necesitan ejercitarse y que les encanta ir de paseo. Pero por mucho que te pida salir a la calle al mediodía, no lo hagas. Evita pasear a tu perro entre las 11 del mediodía y las cuatro de la tarde y en su lugar hazlo por la mañana temprano o al anochecer. Si no puedes evitar pasearle a estar horas, hazlo por la sombra y durante poco tiempo.

Recorta el pelo de tu mascota. En los meses de calor es mejor que recortes el pelaje de tu perro o gato, pero sin dejárselo demasiado corto. El manto peludo protege a las mascotas de las inclemencias climatológicas, tanto del frío como del calor (actúa como protector solar) y por tanto no es aconsejable rapar a nuestras mascotas en época estiva.

No dejes a tu mascota en el coche, especialmente en un día caluroso. Tener que recordar esto puede parecer una tontería, pero esta es la causa de que un gran número de animales de compañía mueran cada verano en nuestro país. Diversos estudios han demostrado que la temperatura del interior de un coche al sol en verano puede ser la misma que la de un horno.

Procura que tu mascota tenga agua fresca a su alcance, aunque no haga calor. Los perros y os gatos pueden sobrevivir a la falta de comida, pero no a la deshidratación. El agua debe cambiarse cada cierto tiempo para que esté limpia y fresca.

Si te vas de viaje con tu mascota, procura que el vehículo esté bien ventilado. También es importante realizar varias paradas para que el animal pueda salir y airearse. Además, lleva toallas húmedas y agua de sobra por si tu mascota necesita refrescarse.

Refresca la cabeza y el cuello de tu mascota con agua si ves que pasa mucho calor.

Evita que tu mascota realice ejercicio los días de mucho calor. Da igual que sea en las horas más calurosas o a última hora de la tarde, los animales no deberían realizar una actividad excesiva en la época estival para evitar posibles sustos.

Dale de comer por la mañana o por la noche. Si alimentas a tu mascota durante las horas menos calurosas del día, le ayudarás a hacer mejor la digestión.

Si aun asi sufre un golpe de calor…..

Si tu perro manifiesta alguno de estos síntomas, lo mejor es que lo lleves al veterinario inmediatamente.  Pero vamos a darte unos primeros auxilios básicos para poder reaccionar ante este tipo de problema.

No debes bajar la temperatura de golpe, porque podrías provocarle una hipotermia con terribles consecuencias.  Hay que procurar regular la temperatura de forma gradual para que el perro se rehidrate y recupere la sal y el azúcar perdido.

Si puedes  llevar a tu perro al veterinario inmediatamente, mientras tendrás que ir humedeciendo el cuello y su cabeza con paños mojados en agua templada.  También puedes usar un pulverizador de agua para ir aplicando agua en cuello y cabeza. No le cubras nunca con una toalla húmeda podría ser contraproducente. Poco a poco puedes incluso humedecerle la boca pulverizando agua o pasando un hielo alrededor. Todo esto sin dejar que beba todavía.

Si no puedes llevar a tu perro enseguida al veterinario pon a tu mascota en un sitio más fresco, con sombra. A llavero2continuación llena una bañera de agua a 20 grados y moja a tu mascota para que la respiración se normalice. Después humedece sobre todo su cuello y su cabeza con paños mojados, pero no lo envuelvas con ellos. Solo debes aplicar presión sobre esas zonas y si tienes un ventilador ponlo a media potencia para que haya algo de corriente.  Empieza a humedecer la boca con algún hielo pero no dejes que beba aún. Una vez la respiración se haya normalizado pon a tu perro sobre una toalla húmeda. Después procura llevar a tu perro al veterinario y cuéntale bien todo lo que has hecho para que tu perro se normalizara. Tu veterinario lo tendrá bajo control desde ese momento para ver como evoluciona  y le administrará la medicación que considere necesaria.  Cuando la respiración se ha visto alterada por el el golpe de calor pueden producirse daños cerebrales y ciertas secuelas que el veterinario tiene que estimar.

 

Las mascotas, y  especialmente los perros tienen la costumbre de oler y como te descuides , ingerir diferentes sustancias que se encuentran a su paso y a veces  pueden resultar venenosas o dañinas. El veneno puede estar en plantas tóxicas, herbicidas o productos químicos, elementos contaminantes que pueden estar,  en la base de los árboles.

Siempre, siempre, es necesario vigilarlo, es como un niño… cuando estas con él… estas con él… ni movil , ni wasap ni nada…. controlale para que no se acerque a espacios que pueden resultar peligrosos.

Envenenamiento

Si el dueño de la mascota identifica que esas sustancias o ingredientes están envenenadas de forma premeditada para dañar al animal, llega el momento de actuar.

En primer lugar habrá que recoger pruebas ante las amenazas de envenenamiento. Es decir, en los casos en los que el dueño del animal reciba amenazas, este deberá estar alerta de cualquier movimiento y recopilar pruebas que demuestren la intención de envenenamiento hacia su mascota. Guardar una muestra del veneno o alimento ingerido y la necropsia realiza por el veterinario resultarán pruebas fundamentales para tomar acciones legales contra el presunto agresor.

 Cómo saber si nuestra mascota está envenenada

Los síntomas para saber si nuestra mascota está envenenada son: vómitos, rigidez muscular o convulsiones, mareo, desorientación e incluso expulsar espuma por la boca.

Si estos síntomas se hacen patentes, el siguiente paso será guardar una muestra del veneno o alimento que haya ingerido la mascota. Esta fase resultará fundamental para el veterinario, ya que determinará el tratamiento que necesita la mascota. En el caso de que la mascota fallezca, resultará esencial acudir con el cuerpo al veterinario para que realice una necropsia para así poder conocer las causas de su muerte y la sustancia con la que resultó intoxicado.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: