Niños y niños


Hoy seré breve… la verdad es que no tengo muchas ganas de hablar ahora…. siento rabia e impotencia….. de politica no pienso hablar hoy…. Por desgracia siempre es el mismo cuento….. Porque aqui está pringado hasta el apuntador….. Pero estoy tan cansada ya de los mismos temas….. De todos modos, hablaré,  porque una no se puede quedar callada con estos “presuntos”  ladrones….

Pero hoy por desgracia la noticia es otra y que la mayoria no va a estar deacuerdo conmigo, pero lo siento… con ciertas cosas no podemos andarnos con chiquitas. Me refiero a ese niño que ha asesinado a un profesor y ha dejado heridas a otras cuatro personas …… Es menor, 13 años y por lo tanto segun la ley es inimputable…. es decir que se irá de rositas, aqui no ha pasado nada…. aqui paz y despues gloria…. Eso es lo que me revienta…..

Muchos estan deacuerdo en que se debe proteger al menor… y yo digo…. quien protege a los que él ha herido y a la familia del fallecido que él mato a sangre fria?

Entiendo que hay que ayudar a los niños porque su entorno les puede ser perjudicial… porque pueden juntarse con malas compañias…. entiendo que la Ley de Menor se hizo para ayudarlos , para darles una segunda oportunidad…. pero la Ley esta pensada para robos, para delitos menores… para no hundirlos mas de lo que en realidad ya estan…. pero lo siento…. si se trata de asesinatos no hay Ley del Menor que valga …. no ha robado en una tienda… a matado , a sangre fria … y habiendolo planeado.

Para mi las unicas victimas son el fallecido y los que ahora estan en el hospital.

Lo siento, se que la mayoria no estará deacuerdo conmigo, pero si comete un delito de adulto, tiene que pagar como un adulto…- Si ha tenido los santos cojones de matar a una persona a sangre fria, con premeditación, que tenga los cojones para pagar las consecuencias.

Lo que no es de recibo es que este … niño…. por llamarlo de algun modo se vaya tan tranquilo a su casa sin nada mas que una reprimenda… cuando una familia llora la muerte de un ser querido, antes de tiempo, solo porque el quiso arrancarle la vida.

Por desgracia no es la primera vez que ocurre y ya es hora de que en este pais se haga algo… ya es hora de que a esta clase de gente se le ponga un limite y se les haga pagar por lo que hacen….

El chico de la katana. La mañana del 1 de abril de 2000, José Rabadán, de 16 años, atacó con una katana a sus padres y a su hermana pequeña hasta matarlos. La policía encontró sus cuerpos exangües, con los cráneos abiertos y los cerebros esparcidos por el suelo entre charcos de sangre. Contabilizaron más de 70 golpes.

Las brujas de San Fernando. Raquel e Iria, de  17 y 16 años, mataron a puñaladas a su compañera de clase Clara García sólo para descubrir lo que se sentía. Clara representaba todo lo que ellas odiaban: una chica normal, con amigos, novio y proyectos de futuro. Su total ausencia de arrepentimiento se demuestra durante la noche del crimen. Tras el asesinato, las dos amigas se fueron de copas y al encontrarse con el novio de su víctima, que les preguntó por ella, respondieron entre risas: “Nos ha dejado plantadas”.

El Rafita. En mayo de 2003, cuatro jóvenes con edades comprendidas entre 14 y 19 años secuestran y violan a una joven discapacitada de 22 años llamada Sandra Palo. Como no quieren que les reconozca deciden atropellarla, lo que hacen hasta en siete ocasiones y como no logran matarla, la rocían con gasolina y la prenden fuego. Sólo uno de los autores, el Malaguita, cumplió condena de cárcel por el crimen. El Rafita, con sólo 14 años en el momento del crimen, pasó cuatro años de internamiento y fue puesto en libertad, tras lo cual siguió delinquiendo de forma habitual.

Miguel Carcaño. Asesino confeso de Marta del Castillo, su resistencia a la hora de decir donde enterró el cadáver y su costumbre de cambiar a menudo su versión de los hechos – ha dado hasta nueve distintas –ha exasperado a la opinión pública, muy sensible ante este asesinato. Aunque el crimen no fue premeditado, Carcaño y sus amigos han sido capaces de borrar todas las pistas, de modo que siguen existiendo dudas sobre lo que ocurrió aquella noche y el cuerpo de Marta sigue sin aparecer. 

El asesinato del Ñoño el Pelón. En septiembre de 1998, dos gamberrillos de Jaén, Kike y el Tomate, mataron a su compinche Antonio ‘el Pelón’, de sólo 12 años, al que usaban para colarse en las casas y robar. Un año antes, Antonio, al que habían dejado tirado tras un robo, dio el nombre de Kike a la Policía y este, que ya acumulaba denuncias, fue internado en un centro de menores. Al quedar en libertad, Kike y su amigo quedaron con el pequeño Ñoño, al que rebanaron el cuello con un cuchillo, después de sodomizarle con un palo y golpearle con piedras.

Ya es hora de que alguien haga algo y se deje de una vez por todas de protegerles en exceso….

La pasada semana veiamos como un padre era multado por pegar a su hijo… quizá esa bofetada evite cosas peores en el futuro.

Probablemente , el de hoy sea el tipico niño que mata animalitos en el campo y al que le rien las gracias “porque son cosas de niños”…. Pues bien…. ese niño es un asesino….. aunque tenga 13 años…. es un asesino…. y cuando tenga 18 lo seguirá siendo…. No es un pobre niño….. los niños no matan

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: