Johnny Morehouse y su perro


En la década de 1860 había un niño, Johnny Morehouse, el hijo menor de John y Mory, que vivía con ellos en la parte de atrás de la tienda de reparación de calzado de su padre. Un día, los cinco años de edad, estaba jugando cerca de su casa por el borde de la Miami y de Erie Canal (que se utiliza para ejecutar a lo largo de la presente Patterson Blvd. en el centro de Dayton, cerca de la biblioteca).

El niño cayó accidentalmente en el agua del canal. Su perro, jugando por él, saltó al agua y trató de salvarlo. Sacó al niño, pero no a tiempo para salvar su vida. El chico se ahogó y fue enterrado en el cementerio de Woodland. La leyenda cuenta que, varios días después del entierro, el perro apareció al lado del chico y de apo; s tumba permanecer por ella mañana, tarde y noche. Los visitantes del cementerio lo vieron y comenzaron a preocuparse por su salud. Algunos empezaron dejándolo trozos de comida. Los transeúntes todavía traen pequeños juguetes y otras chucherías para decorar la tumba marcador a expresar sus efusiones espontáneas de simpatía. Algunos visitantes se colocaron dinero allí. Una señora que camina al cementerio todos los días recoge el dinero y compra algo de la tumba a menudo. Como se puede ver en su lápida, que ya cuenta con juguetes para jugar con – su armónica, su superior, su gorra, su bola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: