El Maestro


Facebook, a veces, no siempre, pero a veces , es una fuente de sabiduría…. de buenas palabras y grandes inteciones…

En facebook la gente comparte sus historias… las propias y otras que encuentra en la red

Sea como sea…. a veces nos encontramos con historias que no dejan grandes enseñanzas …..

Ya te dije el otro dia que con tanta clase y estudio, a veces no tengo ideas ni cabeza para el blog…. asi que recurro a estas pequeñas historias que otros comparten…. Sé que entiendes que mi intención es solo actualizar cada día , para que encuetres algo nuevo.

Me gusta compartir las historias que me impresionan…

Foto1420[1]Todavía no se por qué os cuento esta historia. Yo mismo aun dudo de que sea cierta y no fruto de mi imaginación, aun así siento un deseo irrefrenable de compartirla con todos vosotros… tan solo espero que no me toméis por un demente…. Cuando desperté me dolía la cabeza y en mi boca reinaba un sabor metálico, como si hubiese pasado horas lamiendo los barrotes del columpio del parque que hay frente a mi casa. Quizás no fuese exactamente ese sabor pero es el que acudió a mi mente en aquel momento llevándome de nuevo por unos instantes a mi infancia, aquella en la que todo era inocencia y los problemas eran tan serios como el decidir si jugaba a la pelota o en cambio prefería montar en mi bicicleta… No sabía como había llegado hasta allí, ¿quizás me habían drogado y secuestrado? ¿y para qué? yo no era más que un pobre diablo al que la vida no cesaba de poner a prueba y al que todo le salía al revés. ¡Poco podían ganar conmigo! En cualquier caso yo no estaba ni asustado ni preocupado, decidí ver donde me encontraba… Aquel era un lugar extraño, las paredes completamente blancas, pero no de un blanco cualquiera, yo jamás había visto un blanco igual a ese, eran tan blancas que el fulgor que despedían me dañaba la vista. Me costó un poco acostumbrar a mis ojos a aquel inmaculado brillo, las lágrimas caían por mi rostro en señal de dolor en la vista. —siempre fui algo foto fóbico— Poco a poco mis ojos fueron acostumbrándose a la luminosidad de aquella sala, un lugar donde todo era absolutamente blanco y refulgente, los muebles, las paredes , las telas de las cortinas… el suelo parecía no haber sido jamás pisado por persona alguna manteniendo ese brillo virginal de lo no usado… El aire tenía un olor agradable, como si un maestro perfumista hubiese mezclado diferentes aromas de incienso, consiguiendo la mezcla perfecta, ni demasiado ligera ni demasiado empalagosa para el olfato… Podía escucharse una dulce melodía que parecía salir de las paredes, del techo, del mismo suelo, era como si la habitación entera fuese parte de aquella melodía… Repare en un amplio espejo cerca de una pared librosantiguos3completamente desnuda. Parecía estar suspendido en el aire. Lo rodee por completo pase mis manos por arriba y por debajo buscando algún punto de anclaje por el que se mantuviera erguido en el aire. Nada. Lo más curioso es que aquel espejo enmarcado en un material parecido al metacrilato tenía dos caras que reflejaban la vista de aquella habitación. Decididamente aquel espejo era muy extraño ¿Qué utilidad tenía un espejo con dos caras? ¿Cómo era posible que se mantuviera de pie sin ningún agarre visible? Aquel dulce sonido parecía subir poco a poco su volumen entrando en mi mente, relajándome, llevándome a un estado de paz como nunca había experimentado pese a mis muchas sesiones de meditación. Conforme subía el volumen de la música mi cuerpo y mi mente parecían sumirse en un estado de letárgica alerta. Podéis pensar que fue todo un sueño, incluso que fue un sueño dentro de otro sueño pero yo sé que no fue así. Cuando en mi mente ya no había más que lugar para aquella dulce melodía que me había hecho entrar en aquel trance pude ver una sombra en el espejo… ¿Quién eres?—pregunte en tono relajado— ¿Por qué estoy aquí? Aquella sombra fue materializándose poco a poco dentro del espejo dejando entrever la figura de un hombre. Todo aquello era muy extraño porque aquella figura no me era del todo desconocida. Estas aquí para comprender la esencia de tu espíritu – contesto una voz de hombre. Aquella voz…. Estaba seguro de haberla oído antes pero… ¿Dónde? En cualquier caso no era una voz amenazadora, si no, más bien todo lo contrario, aquella voz invitaba a continuar en aquel estado de relajación en el que hacia un rato me veía inmerso. Llevo algún tiempo observándote—dijo aquella sombra— y se que últimamente estás haciendo, sintiendo y pensando cosas que no son de tu agrado. Me he dado cuenta de que esto esta creándote una ruptura interna, la eterna lucha entre el bien y el mal, entre la rectitud del alma y la egoísta y maléfica existencia del deseo a lo prohibido. La lucha camino al cieloentre la vida y la muerte. Al escuchar aquellas palabras no pude evitar sentir una pequeña zozobra en mi espíritu al igual que surgen las ondas en el agua cuando tiramos una piedra a un estanque en calma. Era cierto que últimamente mi vida estaba tomando un rumbo que no me gustaba. Había días en los que simplemente quería abandonarlo todo y desaparecer y seguramente, de no ser por aquellos que me rodeaban lo hubiera hecho. Mientras aquel ser hablaba desde el espejo su imagen parecía hacerse cada vez más diáfana, menos borrosa, parecía vestir un traje que al principio parecía de color gris pero, conforme se hacía más clara, su visión tornaba hacia el marfil, lo único que no se podía ver todavía con claridad eran sus manos y su rostro, era como si aquel ser no quisiese ser reconocido. ¿Cómo sabes tanto de mi?—pregunte— ¿Dices que me has estado siguiendo, quien eres y porque estoy aquí? ¿Por qué no muestras tu cara? Todo a su tiempo amigo mío, todo a su tiempo— ¿Me pareció vislumbrar una sonrisa en aquel rostro oculto? En cualquier caso, aquella voz seguía sonando dulce a mis oídos y continuaba invitándome a la paz, a una sensación de amor que jamás mi espíritu había sentido con anterioridad. Debes saber que la vida en si no es más que un camino lleno de bifurcaciones—continuo aquel luminoso y a la par borroso ser—nadie más que tu está en la posesión de el poder de la elección respecto a que camino deberás seguir. La infinita sabiduría de tu espíritu es la que elige, es tu yo inconsciente sobre tu yo consciente. La vida es un camino si, y también una escuela en la que tu consciencia es el alumno y tu espíritu el maestro. El sabe que tiene que vivir las experiencias que da el camino para aprender, de esta manera—continuó—el maestro y el alumno son la misma cosa aunque el aprendiz no lo sepa. Ahora estás viviendo una época de aprendizaje y tu espíritu sabe que la lección corre el peligro de no ser aprendida por un aprendiz dispuesto a abandonar el aula. Yo estoy aquí para que comprendas que esa lección es buena y necesaria por muy dura que te parezca la prueba. Ahora considera que estas en el despacho del director de esa escuela mi querido amigo. El traje de aquel ser seguía P1020500resplandeciendo cada vez mas hasta llegar a un blanco aun más luminoso del que lucía aquella habitación, mi mente no paraba de girar entorno del espejo que me mostraba el anverso y el reverso de aquel ser como si realmente estuviese en aquella sala y yo físicamente lo estuviese rodeando. Ahora empezaba a notar un ligero mareo, la sensación de movimiento era completamente real a la vez que fantástica. ¡Y a ti que puede importarte lo que yo haga con mi vida!—exclame interiormente, porque, todo aquel dialogo entre la blanca sombra y yo se estaba dando sin que mediase un ligero movimiento de labios alguno. —aun no entiendo que hago aquí. – continúe con un deje de tristeza. Te mostrare el futuro y entonces me entenderás—dijo desapareciendo del espejo. El espejo empezó a girar delante de mí, primero despacio después más rápido, hasta el punto en que solo se veía una mancha continua y borrosa formada por la imagen de sus dos caras. Empecé a ver algo, si, ¡se veía una imagen cada vez más nítida dentro de la mancha! No puedo contar lo que vi porque sencillamente llegado a este punto mis recuerdos se oscurecen por una bruma, supongo que mi espíritu es quien la creó en su momento. Recuerdo que cuando el espejo empezó a dejar de girar mis ojos lloraban, ahora embargados por la emoción, la sensación de paz, de alegría, de bienestar eran completamente nuevas para mí. Cuando el espejo paró definitivamente aquel ser volvió a mostrarse dentro de el. ¿Quién eres? – Pregunte llorando— si realmente estas aquí para ayudarme ¿por qué no muestras tu rostro? He mirado dentro de ti y veo que por fin entendiste el concepto de la vida—dijo en tono sereno— cuando vuelvas a la escuela sentirás que las lecciones son necesarias y que tan solo así podrás elevar tu espíritu, ahora conseguirás ser feliz al sentir tu esfuerzo. – aquella voz seguía sonándome demasiado familiar ¿Quién sería? – Tienes razón ha llegado el momento de que sepas con quien estás hablando. Es hora de mostrar mi rostro. Mire hacia el espejo las brumas que ocultaban la cara de mi interlocutor cada vez eran menos densas hasta que pude ver claramente una boca, unos ojos y… vi… Vi algo que jamás olvidare mientras viva, aquel ser tenía mi cara ¡Era yo! Pero… Mi expresión, no, su expresión era muy diferente a la mía. Aquel rostro romainatransmitía paz, sabiduría, amor…. Vi como sus manos se acercaban a mi cara fundiendo toda la habitación en un blanco cegador. Cuando recuperé la visión estaba tumbado en mi cama. Sé que no fue un sueño, lo sé, aquel ser dejo en mí una huella indeleble. Estoy convencido en lo más profundo de mi alma que aquel lugar era mi interior y que aquel ser era mi espíritu, mi yo inconsciente avisándome de que mi visión de la vida no era la correcta. Desde aquel día cambio mi percepción de la vida, mejoro mi humor, ahora lo veo todo con otros ojos. Ahora sé que soy algo más, se que formo parte de un todo. Sé que el maestro vela por el alumno.

Es hora de aprender….

 

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. maria eugenia
    Feb 19, 2014 @ 18:11:08

    Me gusta….como todos…

    Responder

  2. Miguel
    Feb 28, 2014 @ 15:04:14

    Gracias por compartir esta historia, Muy agradable de leer y que nos invita a una profunda reflexion

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: