Leer deja huella


Quien “viva” cada novela sabe bien a lo que me refiero……

leerA los que nos gusta leer no nos queda duda de que cada libro, cada novela, cada historia…. deja una huella imborrable en nuetras mentes …. aunque en principio parezca imperceptible….

Puede parecerte una tonteria pero en mi vida ha habido libros que aun, años despues , me siguen viniendo a la mente, de manera contínua…. En todos ellos, encontré un compañero, una enseñanza…. un ejemplo…

Decía Cervantes que   “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”.

No se equivocaba el Maestro de las palabras….. leer es sumamente enriquecedor y saludable para el cerebro, porque mantiene la mente activa y aumente la empatía porque propicia que nos pongamos en la piel de los personajes que viven entre palabras…. Ahora un estudio de la Universidad  de Emory, publicado en “Brain Connectivity”,  deja patente, de manera científica , que las aventuras que leemos, deja una huella profunda en el cerebro y puede cambiar nuestro modo de ver las cosas , casi del mismo modo que lo hace la experiencia propia en la vida diaria.

Una amiga, compartió en facebook un articulo de ABC en el que se contaba, casi al detalle , este estudio….. No puedo ser tan detallista pero, intentaré, sin copiar ser lo mas fiel posible al articulo….

Según el estudio, la lectura de un libro como Pompeya, de Robert Harris, que narra las últimas horas de la ciudad italiana tras la erupción del Vesubio en el año 79 d C., logró aumentar la conectividad de la corteza temporal izquierda en el cerebro de 21 voluntarios que participaron en el estudio durante 19 días. El incremento de conectividad de esta zona, que alberga el área del lenguaje, persistió después de acabar el libro, libros antiguo 2lo que hace pensar que estos cambios son duraderos. Los cambios en esta zona podrían ser hasta cierto punto esperables, ya que la corteza temporal izquierda, además de estar implicada en la producción del habla, el procesamiento del lenguaje y la comprensión, interviene también en el análisis de las oraciones complejas que conforman un libro.

Además los investigadores encontraron que había más cambios asociados a la lectura, mas relacionados con la empatía, o capacidad de ponernos en la piel de los personajes…. sientiendo lo que ellos sienten ,  demostraron que la lectura mejoraba con este hecho. Encontraron una mayor conectividad relacionada con la representación de las sensaciones corporales, localizada en el surco central del cerebro.

Para el director del estudio, Gregory Berns  “Ya sabíamos que las buenas historias te pueden ayudar a ponerte en la piel de otra persona, en un sentido figurado. Pero con este estudio estamos viendo que esto puede tener un verdadero correlato biológico. Los cambios neuronales que encontramos asociados a los sistemas de sensación física y movimiento sugieren que la lectura de una novela te puede ‘transportar’ al cuerpo de la protagonista”

Parece ser que Emily Dickinson tenía razón “para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”.

El director del estudio continua diciendo que   “Algunas historias contenidas en los libros dejan huella en nuestras vidas y en algunos casos ayudan a definir a una persona”

librosantiguos3Señala que eligieron Pompeya, por su profunda y dramática línea argumental con la que el lector se queda absolutamente enganchado. El protagonista, que está fuera de la ciudad, reconoce los primeros signos de la erupción y vuelve a Pompeya para salvar a la mujer que ama. Sin embargo, en el interior de la urbe nadie parece reconocer esos inquietantes presagios y no le prestan atención.

Durante nueve días, los participantes, enganchados por el argumento, leían en su casa unas 30 páginas del libro diariamente y se somentían a unas pruebas que garantizaban que las habian leido realmente  , posteriormente , se sometían a una resonancia  en reposo. Al terminar, se sometieron a otras cinco sesiones más en cinco días diferentes, para comprobar la persistencia de los cambios.  Segun Berns“A pesar de que los participantes no estaban leyendo la novela, durante la resonancia, conservaron esta conectividad aumentada”, “A este efecto le llamamos “sombra de actividad”, y es algo así como una memoria muscular”.

Y continua : Esos cambios neurales no eran sólo reacciones inmediatas a lo leído,  ya que persistieron a la mañana siguiente, y tambien durante los cinco días después de que los participantes completaron la novela. “No sabemos aún cuánto tiempo pueden persistir”. “Pero el hecho de que los detectemos en pocos días después de leer una novela asignada al azar sugiere que las novelas favoritas de cada uno sin duda podrían tener un efecto más grande y de mayor duración en el cerebro”

Siempre he pensado que la lecura abre un gran Mundo ante nuestros ojos… lleno de posibilidades, de imaginación y de sueños…. Ahora sé que nos abre tambien la mente

https://www.facebook.com/pages/El-rinc%C3%B3n-de-Mayriel/298212513538099

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: