Croissant… o cruasán para los amigos


Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra… o lo que es lo mismo, que diga “yo” el que no se ha sentido tentado por uno de estos….

Recuerdo cuando empezaron a aparecer estos pecados culinarios… casi no se podía ni pronunciar su nombre… luego nos fuimos aconstumbrando y empezaron a llegar las variedades… el normal, el de chocolate, rellenos de crema… de jamón y queso… grandes, pequeños… recubiertos de gelatina (esos eran los más ricos) y el croissant…. empezó a fomar parte de nuestras vidas y de nuestros desayunos y meriendas…

Pero … evidentemente, tiene su historia

Croissant en francés significa creciente y tiene que ver con su forma de luna creciente….

Y aunque el es dulce francés por excelencia… no nació en Francia, sino en Austria y a raíz de un acontencimiento histórico, al menos eso es lo que cuenta una leyenda.

En el año 1683, los soldados otomanos comandados por el visir Mustafá Pachá, rodearon Viena, despues de haber conquistado Hungría y todas las regiones a orillas del Danubio , Austria era el ultimo rescoldo del Cristianismo, que resistia al ataque musulmán. A pesar de los continuados asaltos, aún no habían conseguido quebrantarles

Los turcos idearon un ataque sorpresa, con nocturnidad y alevosía. Socavaron el terreno, a fin de un corredor que pasara por debajo de las murallas, hasta llegar al centro de la ciudad.

Para no ser descubiertos trabajaban sólo por la noche, pero no se dieron cuenta  de que los panaderos también trabajaban de madrugada.  Mientras trabajaban oyeron el ruido que hacían los turcos con las palas y picos, y dieron la voz de alarma.

El enemigo fue sorprendido… algo así como ” fueron a por lana y salieron trasquilados”… se vieron obligados a huir y Viena fue salvada gracias a sus panaderos. Contemporáneamente, la caballería al mando del rey de Polonia Jan (III) Sobiesky completó la obra, y se relegó a los turcos más allá de las fronteras del estado austríaco.

El emperador de Austria, Lepoldo I, en recompensa, les concedió honores y privilegios; el derecho de usar espada al cinto fue el más apreciado.

Los panaderos, para darle las gracias a su emperador, inventaron dos panes: uno al que le pusieron el nombre de “emperador”, y otro, al que llamaron “croissant”, o sea “media luna” y “Halbmond” en idioma alemán, como mejor mofa del emblema de los musulmanes turcos…. ( la mala leche)

Otra leyenda cuenta casi lo mismo pero asegura que el “padre” del invento es Jerzy Franciszek Kulczycki , un hombre de negocios polaco instalado en Viena.

En un momento en el que los vieneses acorradalados estaban a punto de rendirse, consiguió traspasar el cerco del ejército turco para reunirse con Carlos V de Lorena e informarse de la situación militar. De regreso al centro de la ciudad, convenció a las autoridades de que persistieran en su resistencia informándoles de que se esperaba la llegada de las tropas del Rey de Polonia.

Kulczycki es hoy un héroe en Viena. Es conocido también por haber introducido el café en Europa justo después despues del darle “el viaje” a los turcos , lo recuperó de las mercancías abandonadas por los enemigos en su huida.

Para celebrar la victoria, lo sirvió por primera vez acompañado de pastelitos en forma de medialuna, los llamados Kipferl

Llegó así la nueva invasión, la de croissant … que se expadió por Europa y el Mundo, hasta que los franceses se apoderaron de él , dándole la nacionalidad y oficializándolo con este nombre


El Kipferl sería el antecesor del cruasán, del que sólo tenía la forma y no la composición, pero su existencia se remontaría al siglo XIII.

LLegó a Francia en 1838 o 1839, cuando un oficial austriaco, August Zang, abrió una panadería vienesa en París en el nº 92 de la calle de Richelieu, y pronto tuvo fieles seguidores, tanto para su consumo, como para su elaboración

La palabra “croissant” aparece por primera vez en el francés diccionario Littré en 1863 y la primera receta se publicó en 1891, con otro tipo de masa.

La receta del primer cruasán hojaldrado se publicó en Francia en 1905 y se divulgará en los años 1920.

El Larousse gastronómico la incluyó por primera vez en 1938

Asi que el cruasán… no tiene nada de joven… y a lo largo de los años pues se le ha dado, segun el lugar… diferentes nombres … cachitos, medialuna, cuernitos…. cangrejitos…. sí es verdad, a un cangrejo si que se parece…

Ahora se hacen consursos para saber que pastelería o artesano elabora el mejor croissant…

A mi parece que me ha entrado hambre… Creo que he visto uno en la cocina… voy a por él antes que alguien se me adelante…

https://www.facebook.com/pages/El-rinc%C3%B3n-de-Mayriel/298212513538099

ttp://www.elomniblog.com/

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Lise
    Oct 26, 2012 @ 04:48:14

    Thanks , I have recently been looking for information about this topic for ages and yours is the best I’ve discovered so far. But, what about the conclusion? Are you sure about the source?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: