La pata de conejo


Antes que nada quiero decir que NO estoy deacuerdo con que se use la pata de un conejo como amuleto…. Bueno. si es de esas artificiales puede… pero nunca matar a un pobre e indefenso conejito para usar su pata como un amuleto de la suerte… ¡vamos hombre! faltaría más, pero forma parte de la historia, y aquí me guste o no , tiendo a contar las cosas como son, ya lo sabes…

Por suerte para ellos, el amuleto está perdiendo , digamos, credibilidad. consistencia… popularidad… más que nada por una razón lógica…. el respeto por los animales y todas las partes de su cuerpo… al parecer los derechos de los animales han hecho un buen trabajo y llevar partes de animales ya no está bien visto

y sobretodo porque nuchos piensan que su pata, al pobre conejito, no le sirvió de nada. Pero en 1960 en EEUU se vendieron unos diez millones de unidades….

Con los años el auge se ha ido perdiendo… menos mal, y un rótulo en el borde de una carretera de California dice “ En las curvas que vienen recuerda , hijito, que la pata de conejo no salvó al conejito”  Sí, quizá un poco simple, pero a mí me vale si eso salva la vida de unos cuantos ( conejos, me refiero)

La historia es la historia y la razón que llevó a las patas de estos pobres a convertirse en amuleto protector ha pasado por varias teorías.

Antiguamente se pensaba que las brujas adoptaban a veces la forma de los conejos y era un animal de mal agüero para los pescadores y marineros, tanto que incluso se negaban a que ese nombre, el del conejo, se pronunciara antes de hacerse a la mar. Para ellos, llevar una pata de conejo era como decir que habia matado a la bruja y que la pata era la prueba.

Debido a sus habitos reproductores ( voy a ahorrarme las frases obvias) el conejo era el símbolo de la fertilidad. Decían que la pata de conejo hacia que su portador fuera más creativo y fértil y la mujer que deseaba quedarse embarazada llevaba una pata de conejo escondida entre sus ropas.

Los conejos nacen con los ojos abiertos y pensaban que su mirada siempre alerta, le dotaba de poderes especiales sobre el mal de ojo

Nuestros antepasados pensaban de algún modo que las patas traseras del conejo eran únicas y mágicas al correr…..

Antiguamente tambien usaban la pata de conejo como borlas para aplicarse el maquillaje, especialmente en el glamour de los camerianos en el teatro…. aun cuando llegaron las “borlas modernas” los actores eguían guardandolas, por ese “por si las moscas”, así que se llegaron a vincular con la buena suerte en el teatro y despues se extrapoló a las profesiones de alto riesgo, como los pilotos de coches de carreras y de aviones de combate…. Aunque tambien empezaron a usarla los jugadores en los casinos y los cazadores furtivos….

En Gales, pasaban la pata de conejo por la frente de un niño recien nacido a modo de bautismo pagano, para dar al niño una vida venturosa… despues la pata se colocaba junto a la cuna del niño en un lugar visible.

Perder una era algo muy , pero que muy serio…. Bueno todos sabemos que si tenemos un amuleto y lo perdemos nos volvemos locos pensando que la mala suerte nos va a rondar toda la vida pero en el caso de la pata de conejo, era algo especialmente problemático… Por eso se cuidaba como el mejor de los tesoros.

La pata de conejo como amuleto consiguió su mayor apogeo en la primera mitad del siglo XX, sobretodo en los campos de combate en las dos Guerras Mundiales, pero por fortuna en el siglo XXI y como dije antes ya ha perdido fuerza y valor… con un poco de suerte desaparecerá completamente.

Aun así quienes quieren mantenerse en la tradición sostienen que la pata que “vale” es la izquierda y es importante asegurarse de que no tenga el pelo teñido. Sí, se sigue vendiendo sobre todo en aquellos lugares relacionados con los juegos de azar.

Pero a decir verdad la tradición antigua se basó en la liebre y no en el conejo, pero la similitud entre los dos hizo que “la cosa” se confundiera.

La liebre era un símbolo de culto en muchas de las sociedades paganas que existían por Europa; era un animal temido y respetado por sus poderes mágicos, algo en lo que la gente creía firmemente.

En China, el símbolo del poder está representado por la luna junto a la liebre.

Algunos historiadores piensan que en las batallas contra el Imperio Romano, se acostumbró al uso de protectores con el dibujo de liebres para asegurar el triunfo y en la cultura azteca, se veneraba a la liebre porque se pensaba que tenia el poder para curar y tambien causar enfermedades si no se le redía culto correctamente.
Cuentan que cuando Inglaterra se convirtió al cristianismo, la gente conservó de alguna manera la costumbre de idolatrar a estos animales y no encontraron mejor forma que llevar la pata de uno de ellos como símbolo de suerte y de buenaventura.

Se sabe a través de los estudios sobre las viejas culturas, que el pie es un símbolo de potencia y firmeza, razón por la cual se cree que se escogió esta parte del animal para conservar algo de sus poderes sobrenaturales para atraer la buena fortuna.

Pues esto es lo que hay… la verdad es que me alegro de que este amuleto esté perdiendo fuerza… Es hora de que su patita les de suerte a ellos tambien

https://www.facebook.com/pages/El-rinc%C3%B3n-de-Mayriel/298212513538099

http://www.elomniblog.com/

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. laurisilva
    Oct 10, 2012 @ 23:46:18

    Interesante. Recuerdo que a finales de los ochenta había llaveros de pata de conejo. Nunca tuve uno. Me ha gustado la frase: “En las curvas que vienen recuerda , hijito, que la pata de conejo no salvó al conejito”. Y entre el camino de curvas y que si la pata era de liebre o era de conejo, se me ha venido a la mente esta fábula de Tomás de Iriarte, que quizá conozcas:

    Los dos conejos

    No debemos detenernos en cuestiones
    frívolas, olvidando el asunto principal.

    Por entre unas matas,
    seguido de perros
    (no diré corría),
    volaba un conejo.

    De su madriguera
    salió un compañero,
    y le dijo: «Tente,
    amigo, ¿qué es esto?».

    «¿Qué ha de ser? -responde:
    -sin aliento llego…
    Dos pícaros galgos
    me vienen siguiendo.”

    «Sí -replica el otro,
    -por allí los veo…,
    pero no son galgos.»
    «¿Pues qué son?” «Podencos.»

    «¿Qué? ¿Podencos dices?»
    «Sí, como mi abuelo.»
    «Galgos y muy galgos,
    bien vistos los tengo.»

    «Son podencos: vaya,
    que no entiendes de eso.»
    «Son galgos te digo.»
    «Digo que podencos.»

    En esta disputa,
    llegando los perros,
    pillan descuidados
    a mis dos conejos.

    Los que por cuestiones
    de poco momento
    dejan lo que importa
    llévense este ejemplo.

    Un saludo.

    Responder

  2. Adela
    Oct 11, 2012 @ 05:05:11

    Pues muy curiosa la historia de la pata de conejo,parece que en algo la humanidad va avanzando.Realmente la suerte es algo tan relativo.Y desde luego que llevar una pata de conejo pues es llevar encima una energia para mi negativa.Prefiero una piedra que no ha estado viva.Pero ya se sabe que hay gustos para todo.Que lindo el conejito de la foto dan ganas de acariciarlo eso si que debe ser una suerte besos Adela.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: