Recuerdos


En mis paseos matutinos por la playa, desde hace un año me ha dado mucho tiempo para pensar, para recordar.

He aprendido a sumirme en mis pensamientos, a escucharlos y a estar a solas conmigo misma a pesar de estar rodeada de gente.

Ya nisiquiera necesito escuchar música, o la radio para caminar, porque he aprendido a escucharme a mi misma…

Me gusta pararme y cerrar los ojos… escuchar el sonido de las olas, de las gaviotas, el murmullo de las conversaciones de los que pasan junto a mi… los latidos de mi corazón…

A veces, mientras camino, recuerdo los lugares en los que solía jugar en esta misma playa… recuerdo la arena caliente bajo mis pies… mis chapuzones en el agua, que nunca estaba fría, lo mayor que me sentía cuando mi madre me dejaba ir sola a la avenida a comprar un helado y lo orgullosa que estaba cuando toda la familia pasabamos el dia en la playa.

Recuerdo como generalmente ibamos a casa de mi abuelo , que vivía pegadito a la playa… y aquellos chupachups de manzana que me compraba mi abuelo en aquella tiendita de aceite y vinagre en esa misma calle. Recuerdo aquellas historias que nos contaba y lo contento que se ponia cuando llamabamos a la puerta

Aún hoy, cuando tengo una gotita de nostalgia paso por esa calle y miro hacia arriba al piso que perteneció a mi abuelo, a ver si así regresan por un momento tan buenos recuerdos…

Me pregunto quien vivirá ahora ahí… ¿un abuelo? ¿vendrán a verle tambien sus nietos?

Sigo caminando y no paran de llegar recuerdos…  Cuantas personas han pasando por mi vida…  cuantas se han ido y cuales han vuelto…

Es curioso la de personas que pueden entrar en tu vida, unas llegan para quedarse y hacerte la vida mas facil… otras solo están de paso… llegan, se van y no vuelves a saber de ellas. Otras se van sin saber como pero de pronto reaparecen para volver a alegrarte el alma. Son esas personas de las que guardas bonitos recuerdos… esos recuerdos que guardas en tu alma y que sacas de vez en cuando

Caminar por los lugares de siempre ayuda a evocar buenos momentos, a traer recuerdos al presente, esos que guardamos con mimo y con cariño en un cajoncito en nuestra mente, momentos que nos enseñaron algo en la vida y que nos ayudaron a ser mejores como personas.

Recuerdo pasear por la avenida, que no era tan larga como ahora, y convencer a mi padre para que comprara aquellos ricos bombones helados que hacian las delicias de grandes y pequeños… siempre terminaba manchandome la ropa…

Recuerdo aquel otro lugar donde comprábamos los perritos calientes… no sé como me las apañaba, pero siempre convencía a mi madre para que me compara uno “con todo pero sin cebolla”…. ” si es sin cebolla no es con todo” me decía el camarero…

Recuerdo una vez… no sé si esto lo he contado… es que lo he contado tantas veces a mis amigos…

Recuerdo una vez , antes de que terminasen el centro C¡comercial del final de la avenida que fui a dar una vuelta con mi padre y con mi hermano … estabamos caminado entre las rocas, yo de manera muy torpe, cuando llegó mi madre con Toby… que aún era un pizco de cachorro…

Recuerdo como mi padre y mi hermano fueron “hasta tierra firme” como lo llamo yo y a mi me dejaron allí, sola , a mi suerte, claro que sin mala intención, es que siempre he sido un poco torpe para caminar entre las piedras…

La cosa es que le dije a mi madre que tuvieran cuidado con Toby porque podia caerse entre las rocas… al mismo tiempo le pedí a mi padre que viniera a buscarme…. pero antes de que pusieramos reaccionar Toby se soltó de mi madre y en menos que canta un gallo , llegó hasta mí con una cara muy divertida , me miró como diciendo: ¿ puedes sola? y luego fue avanzando pasito a pasito mientras yo le tocaba el lomo… Toby vino a rescatarme… ¡Que bonito recuerdo!

Eso es lo que merece la pena recordar, esos momentos que tienes guardados en lo mas oculto en tu interior, pero que te hacen esbozar una sonrisa al traerlos al presente

Momentos en los que hemos disfrutado de buena compañía, de la vida… momentos en los qque hemos sentido que todo es maravilloso , en los que nos hemos reido tanto que hasta nos ha dolido la barriga… momentos que deseamos mantener para siempre

Momentos felices con la familia, con los amigos, con compañeros de trabajo que tambien los hay…

Se que en la vida hay momentos buenos y malos… Sé que no podemos evitar las lágrimas ni el dolor… Sé que no somos inmunes a nada, pero tambien existen las buenas vivencias, las alegrías, las sonrisas… Y a nosotros nos corresponde vivir lo mejor posible esos buenos momentos, para que puedan convertirse en grandes recuerdos…

http://www.elomniblog.com



http://www.marisolayala.com/

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Adela
    May 25, 2012 @ 08:25:12

    Hola Mayre muy bonito tu post,la verdad es que los recuerdos positivos nos alegran la vida,los demas mejor aprender de ellos y dejarlos pasar.Me has hecho acordar de tu abuelito una estupenda persona,muy cariñoso,siempre con una sonrisa en los labios.El tiempo pasa pero los buenos momentos vividos no se olvidan nunca,que listo era Toby de pequeño,me acuerdo de verlo era jugueton y lo rapido que crecio.Esta muy bien lo de caminar por la playa es relajante es una forma de meditar muy buena.A veces los recuerdos estan tan cerca es curioso,a traves de ellos se avanza y se ve la vida en perspectiva.Lo importante es seguir adelante con ilusion pues cada dia es distinto que tengas un buen fin de semana besos Adela.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: