Cuentos infantiles (primera parte)


Llevo tiempo pensando en escribir algo así… mirar atras y recordar aquellos viejos cuentos infantiles que nos hacían soñar de niños… que nos hacía temer a la bruja mala… al villano…. o al monstruo del castillo , pero que en el fondo… sabiamos que no era mas que un cuento….

Los cuentos infantiles nos han acompañado siempre… y seguiran acompañando a los que estan por venir….

En algun momento me detendré en el auténtico origen de lso cuentos infantiles… “La bella durmiente” , “Los tres cerditos”, “Caperucita roja”, “La Cenicienta”…… “Hansel y Gretel”…. cuentos de ayer, de hoy y de siempre…. pero hoy se me apetece centrarme en el verdadero origen de los cuentos de hadas… porque aunque nos parezca que no siempre fue todo tam bonito como nos contaron.

Sé que alguno se preguntará donde he encontrado semejante historia… pero lo cierto es que la he encontrado… y es bueno saber de todo pues… aqui lo dejo, para quien quiera leerlo….porque han sobrevivido a través del tiempo…. y debemos conocer la verdadera historia

Si hoy en día leyeramos los cuentos de hadas tal y cono se escribieron en un principio… mas de uno se echaría las manos a la cabeza y en muchos lugares esos cuentos que han hecho de dormir a generaciones enteras …. estarían prohibidos… por hacer apología del maltrato, del abandono y de un montón de barbaridades más ….

Los cuentos, en su origen…  podrían escandalizar a cualquiera… claro que todo comenzó en el siglo XVI

“La bella durmiente”, por ejemplo no tiene un final feliz, ni mucho menos… cuando la princesa se despierta despues de haber sido besada por el “supuesto” príncipe… comenzaron sus verdaderos problemas…. fue violada y abandonada se quedó embarazada y su hijo se vió amenzado por el canibalismo….

En el cuento real de “Caperucita roja”  el lobo llega a matar a la niña…. incluso la descuartiza… pero muchos artistas de la época se negaron a ilustrar tremenda barbaridad, porque opinaban con razón que no era cosa de niños… así que finalmente un ilustrador introdujo la figura del cazador que mata al lobo y salva a caperucita en el último momento….

Incluso, muchos críticos del siglo XX aseguraron durante años que muchos cuentos de hadas y canciones infantiles que la mayoría de niños repetían y siguen repitiendo hasta la saciedad, son especialemente desagradables….argumentaban sin que  se les prestase mucha atención, en su momento, que estas canciones y cuentos, hablaban sobre la locura, la embriaguez, el robo, la mutilación, la discriminación… un sin fin de situaciones fatalmente vistas socialmente… y sin nos paramos a leer las versiones originales de ciertos cuentos… nos damos cuenta de que estos criticos detractores de los cuentos de hadas tenían toda la razón del mundo…. por eso, poco a poco, trataré de encontrar y contar esas versiones originales de los cuentos… que en vez de hacernos dormir plácidamente, nos puede provocar más de una pesadilla.

Es obvia la razón por la que estas versiones antiguas no llegaron a nuestros días pero… ¿ por qué llegaron a escribirse?

¿Por qué los autores se empeñaron en atormentar a la población infantil?….

Desde el siglo XVI y hasta principios del XIX los niños eran considerados como adultos en pequeñito…  en una sociedad en la que las familias vivían apiñadas, los niños dormían con los adultos… y no se les ocultaba ninguna actividad marital…. se les dejaba decir toda clase de improperios… a mas soez mejor  ( mas o menos como ahora…. lo de las palabrotas digo)…. los niños…veían como se emborrachaban sus padres y ellos tambien se emborrachaban…. los padres azotaban a sus hijos en público…. y la violencia y crueldad eran espectáculos a la orden del día en la vía pública…. así que a más de uno le pareció natural contar aberraciones en las narraciones destinadas a los más pequeños…. y por supuesto nadie pensaba que eso resultaría perjudicial para un niño

Charles Perrault fue uno de los que más contribuyó a inmortalizar nuestros queridos cuentos…aunque no “inventó” muchos de ellos puesto que ya existían en la tradición oral…

No pasó una buena infancia… tuvo un padre muy exigente que le hacia repetir en latín todas la noches la lecciones del colegio.. y se hartó de estudiar…sobornó a docentes y examinadores y obtuvo un título de Derecho…pero el trabajo de abogado no le gustó y se dedicó a escribir cuentos que luego leía a sus hijos…

Pero Perrault hizo algo más que plasmar los relatos, les dió magia… capaz de atrapar a todo aquel que lo leyera…. comprendió que la grandeza del cuento estaba en su simplicidad….

Quizá hoy en día no entendamos el por qué de los cuentos originales…porque nos pueden resultar bárbaros… inquietantes…pero la historia es la historia y los cuentos siempre formarán parte de nuestra vida

…… Continuaré

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Eros
    Feb 27, 2012 @ 23:06:24

    Muy interesante post. Si nos retrotraemos en el tiempo y recordamos la series infantiles de dibujos animados de hace algunos años, tampoco podríamos decir que fueran muy placenteras verlas. Quien no recuerda a Marcos recorriendo medio mundo con un mono en el hombro en busca de su madre. Me preguntaba como un padre puede dejar a un niño salir a lugares tan lejanos a buscar a su madre, si no recuerdo mal Marcos debía de tener 5 ó 6 años. Me parecía una serie triste y un padre irresponsable. Y Heidi perdida en un monte con su abuelo, unas cabras, su amigo Pedro y su amiga Clara la cual para tocarnos más la fibra sensible estaba en silla de ruedas. Eso sí Heidi estaba todo el día saltando y feliz, debía de tomar algún complejo vitamínico potente. Y los ositos Jacky y Nuca en el bosque de Tallac, donde tenían que soportar toda clase de contratiempos después de quedarse huérfanos y donde el hombre era su principal enemigo. Pa’reirse no era. E incluso algunas canciones de los payasos de la tele tampoco eran para partirnos de risa, recuerdan aquella: “una niña fue a jugar pero no podía jugar porque tenía que limpiar, o planchar, o fregar…”.
    En mi infancia se utilizaba mucho la figura del hombre del saco y la del Lute. A mí sin embargo me daba mucho más miedo cuando tenía que ir al practicante hoy ATS o enfermero a ponerme una inyección. Eso sí que me daba mucho miedo. Es más hoy en día me lo sigue dando pero me lo callo, como ya soy mayor debo guardar las formas y no llorar. Pero yo siento un miedo interior ósea pa’dentro, que me da ganas salir corriendo. Gracias a los Dioses de la salud se pasan años sin acudir a pasar ese mal trago. Así que aunque a través de los tiempos los cuentos e historias infantiles no son tan crueles como las que cuentas, cierto es que los que tenemos más de 30 y menos de 95 años también crecimos con algunas historias para no dormir.

    “A veces la realidad supera la ficción”
    Refranero popular.

    Responder

    • elrincondemayriel
      Feb 28, 2012 @ 18:29:18

      JAjja pues si… tienes razón con las series… ahora que me he aniamdo algun dia habalré de ellas….
      A mi Marco me dejó un trauma…. siempre terminaba llorando y tenia pesadillas, asi que mi padre optó por no dejarme verla… es verdad… fuerte padre ese que deja que su hijo vaya solo por el mundo….
      Yo tambien pienso que Heidi se “tomaba” algo… además tenia la boca cambada… probablemente de la medicación…. y quien no recuerda a la “repugnante” Srta Rotermeiier…. en ese entonces no lo entendía… pero…. ahora sé porque era “señorita” y no “señora” jajajja….ay que recuerdos
      Pero creo que está bien recordar, añorar y todas esas cosas….
      Gracias por leer….
      Por cierto que no he “tu mouse” de chocolate…. estoy en ello…

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: