Retales del pasado I


Este post lo publiqué en una página, allá por el año 2001.

Curioseando en internet he visto que algunas personas lo copiaron con posterioridad en sus respectivos blogs….Al menos tambien copiaron mi firma

Yo voy a hacer lo mismo…. para eso es mio  ….

” No podemos evitar que la melancolía vuele sobre nuestras cabezas, pero sí evitar que haga su nido en ella”… aunque aveces nos dejamos llevar y permitimos, no solo que anide… sino que traiga crias.

Este es uno de los momentos en el que mi cabeza era una auténtica bandada de aves melancólicas… Espero que les guste

CUANDO LLEGA LA NOCHE

Cuando la noche nos envuelve con su manto oscuro, cuando todos callan y el silencio habla… cuando las estrellas pueblan el firmamento… entonces y solo entonces, nuestra mente aun despierta, navega en un mar de tinieblas… olvidamos los ojos que nos miran, y recordamos aquellos que nos miraron, desoimos las voces que nos hablan y escuchamos las que nos hablaron… nos retiramos de la batalla que estamos ganando y volvemos a luchar en la guerra que perdimos… damos las espalda a la luz que nos ilumina y nos adentramos en la oscuridad que nos atormenta… Cuando la noche nos rodea con su sutil y negro abrazo, nuestra única compañera de viaje es la soledad y el capitán de nuestro barco es el silencio… …Es cuando llora el alma aunque los ojos estén secos… es cuando la lucha entre nuestro corazón y la cabeza se vuelve más cruenta… es cuando la esperanza, los recuerdos y los deseos se entremezclan y ya nos sabes diferenciarlos… es cuando perdida, nos sabes que es realidad y que es fantasía. Llega la noche y nos sumimos en un sueño febril que dura lo que un suspiro… un sueño vanal, un sueño absurdo… que acaba cuando sale el sol. Es cuando la mente se rompe de tanto pensar y el corazón se consume de tanto llorar… es cuando vagamos en el limbo… cuando los objetos que conocemos se convierten en los objetos que soñamos. Cuando llega la noche, las ideas dejan de serlo y se convierten en antorchas que iluminan nuestro cerebro… …Es cuando la plateada luna dibuja en nuestra ventana la silueta del angel que nos vela y que nos guarda… y contemplas la belleza de la luna y te preguntas porqué razón tu vida no puede ser igual de bella… la observas y le confiesas tu amor secreto… aunque ella ya lo sabe… porque es ella quien ha iluminado tus noches de angustia… es ella quien le ha dado sentido a tus lágrimas, es ella quien a observado por ti a la persona que amas… en silencio, sin que nadie lo sepa… es ella quien ha guardado tu secreto. Hay momentos en los que no sabes que hacer… momentos en los que todo parece volverse en contra… momentos… en los que te sientes incapaz de controlar el mundo que te rodea… momentos en los que no te sientes parte del mundo… como si alguien en el principio de los tiempos… hubiese equivocado el rumbo y tú hubieses aparecido en un lugar que no te pertenece. Entonces y solo entonces… miramos hacia atras y vemos el camino andado… vemos una huellas ensangrentadas de unos pies heridos… vemos entre los matorrales los jirones de un alma deshecha… vemos un camino cubierto de nieve y un entorno lleno de una melancólica niebla… bajo un cielo gris, miramos un horizonte siempre eterno… anhelando encontrar un paraiso que buscamos sin fé… y solo encontramos paisajes sombrios… Nos empeñamos en guardar nuestro dolor, como si fuesemos un avaro que guarda su tesoro… …Entoces y solo entonces los recuerdos salen del rincón más oscuro de nuestra mente y nos aguijonean el alma como si fueran un enjambre de abejas furiosas… y como abejas, es inútil que podamos ahuyentarlos porque mientras más nos esforzamos por alejarlos más nos clavan su aguijón venenoso… …Gritas, pides auxilio y solo escuchas el eco de tu voz que te responde… callas, y el silencio cae sobre tí como una pesada losa… y no puedes librarte de ese peso… …Y en la oscuridad de la noche, escuchas pasar las horas, deseando que el dia se corone de fuego para levantarse, para poder salir del angustioso letargo y no sabes si ver el alba como el final de la noche o como el comienzo del dia … Y cuando llega el dia, sales a la calle deseando encontrar tu alma perdida, paseas entre rostros sin nombre… escuchas a gente que habla ajena a tu vida… y ves personas que pasan entre palabras y risas… y entonces, deseas volver a la oscuridad de tu noche… y al silencio de tu alma partida.

Mayre Santana Espino

Continuaré

http://www.elboligrafo.com/template_mod.php?proc=reflexiones&ref=10

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: Bitacoras.com
  2. Adela
    Oct 02, 2011 @ 16:02:17

    Hola Mayre muy bonito y profundo este texto no lo habia visto en ningun sitio.Pero si te lo copiaron es señal que les gusto.Y eso significa,que tienes que tomartelo como un halago.Podran copiar tu texto,pero no podran copiar tu alma.Pues es unica yo tambien me he sentido muchas veces como tu describes aqui con el corazon partido o hecho retales.Te deseo que Dios te bendiga te de paz luz y bien besos Adela.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: