El bañador y el bikini

Tanto hablar de las cosas de ayer y de hoy en este rinconcito … y se me había olvidado por completo una prenda que revolucinó a medio Mundo y que escandalizó a más de uno.

Evidentemente el bañador de antaño, y mucho menos el bikini no era ni mucho menos la prenda que levanta pasiones en los días de verano…

El origen del bañador se remonta a mediados del siglo XIX. Antiguamente, los baños por placer no eran, digamos, populares y si uno queria menterse en el mar lo hacía en ropa interior o en pe….  desnudos.

En el siglos XIX los médicos europeos comenzaron a recomendar el baño como “remedio” para los ” nervios”… antes, cuando se hablaba de “nervios” trataba de explicarse algo tan sencillo como el “mal de amores” o tan grave como una tuberculosis… El agua de mar o de manantial, se convirtió en la cura de moda… Miles de europeos comenzaron a zambullirse en el mar.

Asi que los trajes de baño aparecieron para cubrir una necesidad y seguian el diseño de los vestidos de calle.

Las mujeres utilizaban un vestido de franela o lana con un corpiño ajustado … algunos llegaban hasta el cuello , otros cubrían los brazos o tenian largos pantalones… o sea, que eran un pelín incómodos… todo para que la mujer no enseñase ni un centímetro mas de piel del necesario. Para los hombres, como siempre , todo era mucho más fácil.

En 1840 surgieron los primeros shorts de baño para hombres, que carecían de elástico y que, cuando se empapaban, se caían hasta los tobillos. Asi que para ahorras más de un disgusto y algún que otro escándalo, Charles Goodyear diseñó en 1844 un modelo de una sola pieza, que cubría de pies a hombros.

A principios del siglo XX, los hombres lucieron bañadores formados por pantalones hasta las rodillas y camisetas de manga corta. Las mujeres, en cambio, vestían camisones, medias y zapatillas.

Hasta 1912, las damas, además de tener que bañarse en zonas distintas de las de los hombres, iban vigiladas por otras mujeres que las acompañaban hasta la orilla en casetas sobre ruedas.

En 1922, los hombres empezaron a lucir sus torsos, pero las mujeres todavía se bañaban con pantalones de franela y vestidos ornamentados con lazos y otros “floripondios” (hablando mal)

En 1930, la firma Jantzen fabricó unas mallas elastizadas para mujeres que dieron luz verde para los bañadores de una sola pieza.

Nacido en Alemania, Carl Jantzen, emigró a Estados Unidos y entró en la firma Portland Knitting Mills como socio. Tratando de producir un gorro de lana más ligero descubrió el punto que le llevaría a fabricar ese bañador que tanta fama le dió.

En 1946, Louis Réard, un diseñador de París, creó un traje de baño dos piezas.

La prenda resultó escandalosa para la época y ninguna modelo quiso lucirla. Su creador tuvo que contratar a la stripper Michelle Bernardine, quien le dijo: “Su bañador va a ser más explosivo que la bomba de Bikini”, en alusión a las pruebas de la bomba atómica realizadas en el Pacífico.

Recibió el nombre de Bikini, por el atolón, pero, se consideró inmoral,  y no se puso de moda hasta 1957, cuando Brigitte Bardot posó en con uno en Saint Tropez.

En España y Portugal estuvo prohibido hasta finales de los sesenta, aunque los bikinis aparecieron en las playas españolas con la llegada de las turistas extranjeras; en aquellos años se los llamaba Saint Tropez, en memoria de los modelos de la Bardot.

Los bañadores se hicieron cada vez más atrevidos.

En 1964, Rudi Genreich creó el monobikini y el toppless se puso de moda.

En 1974, el genovés Carlo Ficcardi diseñó el tanga, que causó furor en las playas de Brasil, por eso se las llama brasileñas…

Fue tambien Rudi Genrich el que inventó el trikini… esa prenda que une las dos partes… En 1971 dio forma al primer trikini.

Este diseño lo llevó Peggy Moffitt, que era modelo habitual de Gernreich .

El trikini hizo su Agosto, nunca mejor dicho, en las playas europeas, y lo usaron Ursula Andress y Brigitte Bardot.

El diseño  solía incluir argollas de madera o de metal en las caderas, realzando el carácter de prenda hecha con retazos que buscaba proyectar el trikini.
Lo demás ya no es necesario que te lo cuente porque el bikini es sin duda la estrella indiscutible del verano

http://www.elomniblog.com/

http://www.marisolayala.com/

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 350 seguidores